Buscándome

Sólo tengo un propósito para este año nuevo. Hacer las cosas que me hagan feliz.

Después de un año horroroso como el 2011 (precedido del mejor año de mi vida, el 2010), no puedo más que rebelarme ante la apatía y el desánimo que me invadieron durante buena parte de los doce meses. Tanto tiempo en casa, buscando un puesto de trabajo, intentando aferrarme a cualquier idea de sueño antes de que se me escurriera entre las lagunas de mi memoria.
El gran error es abandonarme al destino de nuevo.

La mejor forma de encontrarse a sí mismo, es perderse. Y eso pretendo hacer.
Y cuando uno no tiene cadenas, responsabilidades o un alma gemela que caliente un lado de la cama, el ansia de volar invade los pensamientos hasta que el deseo se hace insoportable.

Publicado en Yo | 1 Comentario

Los números de 2011

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un reporte para el año 2011 de este blog.

Muchos posts revolotean sobre mi cabeza pero no encuentro ni el tiempo ni la motivación para hacerlo:-/ Aún así,espero poder sentarme a hacerlo en algún momento de 2012.

Un feliz año a todos!

Aqui es un extracto

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 5.500 veces en 2011. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 5 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Mi Tumblr

A pesar de que raramente me paso por aquí, últimamente me he enganchado a Tumblr. Allí posteo sobre todo fotografía, aunque podéis ver un poco de mí en todo lo que selecciono (incluído algún trabajo personal). Lo malo, que está en Inglés😛

http://mirkillo.tumblr.com/

Publicado en Informática e Internet | Deja un comentario

Oscuridad

Los dedos de la Oscuridad vuelven a aferrarse sobre mi cuello. Noto su frialdad invadiendo mi cuerpo, mi mente, los pensamientos negativos apoderándose de mí como una ola de alquitrán empozoñándolo todo.
Me dejo ir, dejo que la corriente me arrastre y me abandono al abrazo del pesimismo que aprisiona mi alma.
Hoy siento que soy un fracaso, en lo profesional y en lo personal. Leyendo los primeros posts de este blog con la fecha de hace 5 años sigo en la misma posición de incertidumbre y de sueños incumplidos. Y siento que el Abismo me susurra horrores con sus palabras afiladas que se clavan en la diana de mi corazón.
Sigo solo.
No sé qué hacer con mi vida ni lo que me gusta ni a dónde ir.
Y ahora que me veo en la calle, sin perspectivas profesionales y días malgastados delante del computador la frustración y la rabia me dominan. “¿Por qué a mí? ¿Por qué yo? ¿Por qué mi mala suerte?”
Y la palabras de consuelo rebotan en mi escudo de hielo.
Mañana será otro día y me volveré a sentir mejor, un poco más optimista, un par de auto- palmadas en la espalda y una sonrisa. Pero cuando llegue la noche y me vea solo de nuevo, enfrentándome a mi mismo, perderé a propósito la batalla y me dejaré caer de nuevo al calor acogedor de las tinieblas.

Publicado en Yo | Etiquetado , , | 4 comentarios

Un nuevo comienzo

Sigo aquí. Y mi nueva casa me parece más bonita. Lo único es reunir fuerzas,respirar hondo y abrir mi mente otra vez….tanto si queda alguien ahí fuera como si no.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 3 comentarios

Miss Sarajevo

El avión aterrizó de manera convulsa en el aeropuerto de Sarajevo. Más de una vez me veo estrellándome en alguna de las numerosas montañas que rodean la ciudad. Mi compañera de asiento sonríe nerviosamente, “ todos los aterrizajes en Bosnia son así, siempre hay nubes y mal tiempo” , y yo no puedo más que esbozar una forzada sonrisa de despreocupación.

Me impresionan las cicatrices de la guerra que aún perduran en la ciudad. Edificios agujereados por los morteros, granadas y balas que sangran por heridas que no se acaban de cerrar. En el suelo, las rosas de Sarajevo, o huellas de explosiones pintadas de rojo que se asemejan a una obra de arte nacida del horror. Placas que recuerdan muertes: la masacre del mercado, los niños que perdieron la vida en el asedio, la primera víctima de la guerra tiroteada en el puente,…testigos mudos de una ciudad que se recupera trabajosamente pero con dignidad de los años de la barbarie.

Pero no me quedo con eso.

Me quedo con las panaderías que abren las 24 horas del día para que los bosnios, alivien sus ebrios estómagos de dulces, bollos y panes después de una noche de copas por los alegres establecimientos que salpican la ciudad

Con las mezquitas y la paz que se respira en su interior, los cánticos que llaman a la oración y que se escuchan por toda la ciudad, sus lamentos resonando por sus calles, más claros que nunca cuando el atardecer tiñe de rojo el cielo

Con Mostar, brillante e impresionante, sus callejuelas, el puente desde el que se lanzan los chavales para impresionar a sus chicas,

Su cerveza, el chevap, el queso, la trucha, el barroquismo kistch del Golden Fish Café y los frugales desayunos del Biban

El nacimiento del río Buna, con sus aguas frías y cristalinas que bebo entusiasmado

Pociteld, la montaña Jahorina que una vez vio todo unos Juegos Olímpicos de invierno poco antes de que los esquíes dejaran paso a los tanques

sus influencias turcas y persas

Con sus besos, sus caricias, su paciencia con mis silencios y su inteligencia que me fascina, sus ojos azules saludándome por las mañanas y sus labios susurrándome en mis oídos por las noches

Me despido de Miss Sarajevo con lágrimas en mi corazón y morriña infinita

Me persiguen las noches solitarias en las que aún escucho los cánticos de las mezquitas, mis labios saben a los suyos, el queso salado en la nevera que se consumirá con el tiempo, como nuestros sueños y nuestras esperanzas; mis abrazos buscan los suyos y mi memoria invadida por sus recuerdos quiere mirar hacia delante pero no encuentra el camino.

Una vez tuve el sueño más bonito de mi vida. Soñé con Miss Sarajevo, y sus abrazos olían a pan recién hecho, sus besos a queso salado, su cuerpo suave como las alfombras persas, sus ojos irradiaban inteligencia.

Y mi despertar, el más amargo

Dedicado a M

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Chocolate

Tu piel me sabe a chocolate.

“Mi sabor preferido es el chocolate” me dices, y en cuanto te pruebo sé que estás hecha de cacao. Tu pelo es el aroma de los bombones recién abiertos, tus labios venden helados a granel cuyas muestras paladeo a besos.

“Estás hecha de chocolate, princesa” te digo, y tú te ríes pícaramente. Tu boca sonríe, tus ojos sonríen, tu cuerpo sonríe y se abre como una flor bajo la lluvia, para recibirme.

Recorrerte con la yema de mis dedos, a veces tan suavemente que casi se pueden ver las descargas de electricidad estática que contornean tu cuerpo. Tus manos me aprietan la espalda, tus uñas se clavan entre mis omóplatos y tus gemidos y respiración entrecortada se quieren comer mi oreja. Quejidos, gemidos, palabras entrecortadas que me suplican, se rinden bajo mis manos, y yo no puedo dejar de tocarte, no puedo dejar de admirar la suavidad de tu cuerpo que se estrecha sobre mí, es todo tan bonito que me convenzo de que eres una obra maestra de la Naturaleza.

Lucho para poder seguir probándote con mi lengua, ningún rincón quedará sin explorar. Mis primeras víctimas son el lóbulo de tu oreja que agoniza lanzando gritos de pasión con cada suave mordisco con que lo remato, tu cuello, tus hombros, tiemblan,se llenan de escalofríos, se rinden, y yo quiero estudiar anatomía para poder nombrar cada uno de los músculos, tendones y huesos que tocan mis labios.

Te masajeo tu espalda, tus pechos, tu barriga, tus piernas, tus muslos, como un maestro artesano fabrica vasijas de arcilla. Sé que te gusta porque respiras sonoramente con la boca, como si llegaras de hacer una maratón, y siento tus caderas moverse rítmicamente al compás de los latidos de mi corazón.

Sabes a chocolate, a dulce de caramelo, a bombón, a nata montada y zumo de fresa.

Despúes de mi largo e intenso viaje por tu figura, tus labios me esperan en casa, donde tu lengua me recibe para mil y una veces fundirse en abrazos con la mía.

Me encanta sentir tu calor, soy chocolate caliente y me derrito sobre tí.

“Eres deliciosa, princesa” Y tú vuelves a reír, te encanta que te hable en mi idioma, a mí me encanta que me hables con el lenguaje de tus gestos, que pierdas el control arrastrada por el río de la pasión.

La noche se hace corta, tenemos un despertar dulce, un adiós amargo. Afuera comienza a nevar, me enfundo en mi chaquetón y me dirijo a casa, aún embriagado por tu perfume, aún sintiendo tu boca invisible devorándome.

Esta noche, sueño con chocolate, princesa

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios